Internacionales

Desde 1994, el Sistema de la Reserva Federal no aumentaba los tipos de interés en 0.75 puntos hasta ahora…

Desde 1994, el Sistema de la Reserva Federal no aumentaba los tipos de interes en 0.75 puntos hasta ahora...

El Sistema de la Reserva Federal (banco central de los Estados Unidos) informó el 15 de junio de 2022, algo no visto en tres décadas: ha aumentado su tasa de interés de referencia a corto plazo en tres cuartos de punto porcentual, a un rango de entre 1.5 por ciento y 1.75 por ciento.

Se trata de un incremento superior a lo previsto por el propio banco central anteriormente y supone una confirmación en toda regla de que el banco central está tomando medidas drásticas contra la inflación galopante y desata a su vez un miedo creciente a que se avecine una recesión.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, advirtió que dada el alza de la inflación, «puede haber más sorpresas» en el futuro inmediato.

Según Powell, estos son tiempos «extraordinariamente desafiantes», sobre todo dado que «una elevada inflación supone dificultades añadidas para aquellos que lo tiene peor para pagar comida o transporte». El objetivo de la Fed, ha dicho Powell, es devolver la inflación a un «saludable» 2 por ciento.

A pesar de la fortaleza del mercado de trabajo de EE.UU., en zona considerada de pleno empleo (3.6 por ciento), a las autoridades financieras norteamericanas les preocupa profundamente la galopante inflación, disparada a su mayor alza en 40 años, con un alarmante 8.6 por ciento interanual en mayo.

La FED ha incrementado su tasa de referencia a corto plazo en esos tres cuartos de punto porcentual, considerablemente mayor que la subida acostumbrada de un cuarto de punto y a la previsión anterior de medio punto.

La tasa de referencia no se hallaba en este rango de ahora desde antes de la pandemia de coronavirus que comenzó hace más de dos años. Ese anuncio llegaba al término de una reunión de dos días de la junta de gobernadores de la FED, tras la cual ha comparecido Powell.

Nota relacionada: EE.UU. impulsa la relocalización de su producción ante crisis logística en China

En el comunicado girado por la FED atribuye también la necesidad de esta medida financiera a la invasión rusa de Ucrania. «La invasión de Ucrania por parte de Rusia está causando tremendas dificultades humanas y económicas… La invasión y los acontecimientos relacionados están creando una presión adicional al alza sobre la inflación y están pesando sobre la actividad económica mundial. Además, los cierres relacionados con el Covid en China probablemente exacerbarán las interrupciones de la cadena de suministro», detacó el banco central.

Otros bancos centrales, incluidos los europeos, están actuando con celeridad contra el alza de los precios, aun a riesgo de provocar recesiones. De hecho en julio de 2022, por primera vez en más de una década, el propio Banco Central Europeo tiene previsto aumentar las tasas en un cuarto de punto, según medios europeos.

El banco central estadounidense provoca ahora que suban los costos de endeudamiento de las empresas y de los consumidores estadounidenses, lo que desembocará en un descenso del consumo, con el objetivo de bajar la inflación, pero con la consecuencia probable de forzar una desaceleración económica, justo cuando arrecian esos miedos a una recesión en toda regla.

Puede interesarle: Los desafíos de los compradores ante la inflación

El expresidente de EE.UU., Donald Trump, ejerció una gran presión sobre la FED para que bajara los tipos cuando cayó la pandemia. Powell cedió y acometió las primeras bajadas desde 2008, que fueron cruciales, aunque no el único factor, para la actual etapa de alto endeudamiento, elevado consumo y gran inflación.

Además, a finales de abril, la Casa Blanca reveló que la economía de EE.UU. se desaceleró en el primer trimestre de 2022. El Producto Interno Bruto se contrajo hasta una tasa anual del 1.4 por ciento hasta marzo, un cambio frente al sólido crecimiento del primer trimestre de 2021, que fue del 6.9 por ciento. Aunque es cierto que un solo trimestre no forma un patrón de conducta, dos consecutivos de crecimiento a la baja suponen un problema.

Powell y otros miembros de la junta de la Fed habían apuntado en mayo a aumentos consecutivos de 50 puntos básicos, algo que hoy desmienten sus acciones. En su comparecencia en mayo, el propio Powell descartó abiertamente el aumento que ahora se ha producido de 75 puntos básicos, alegando que «no es algo que el comité esté considerando activamente».

*Con información de ABC España

Observatorio de Competitividad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: 5 áreas Clave Para La Solución A La Estanflación

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Summit Cosméticos e Higiénicos Connecting Best Markets CBM
Observatorio de Competitividad
To Top