Historias de exportación

Del desempleo al emprendimiento: la resiliente historia de un exportador de software

Tras ser despedido en la empresa financiera que trabajaba, Genser comenzó a trabajar en su propio negocio. Ahora, después de seis años en el mercado, el COVID-19 volvió a exigir toda su resiliencia para reinventarse en el sector del software de exportación.

No fue al primero ni al segundo, sino hasta el tercer año de haber emprendido cuando con una inversión de personas individuales, compró más equipo y lanzó la primera idea junto con su equipo: una plataforma para administrar la publicidad en cualquier pantalla.

“Identificamos la necesidad de tener un software para enviar publicidad a cualquier pantalla en un centro comercial, por ejemplo, de manera remota. Y aunque ya hay soluciones en el mercado, la diferencia es el soporte y servicio que ofrecemos en Latinoamérica, además que, al ser fabricantes, nuestros precios son más competitivos”, comenta.

Genser Mayorga y Juan Luis Cano, socios fundadores de Adstter

Una de las virtudes de la plataforma de Adstter es que puede utilizarse desde cualquier parte del mundo, al igual que las capacitaciones.
Pronto la exportación de su servicio se volvió una realidad por toda la región.

Segundo acto y la pandemia

Al quinto año de operaciones pensaron en un segundo gran proyecto: Pon Música, que consiste básicamente en una rockola virtual con publicidad y entretenimiento para los restaurantes. Taco Bell, Wendy’s o Denys son algunos de los negocios regionales que utilizan la aplicación.

“Tuvimos alrededor de 1 mil pantallas publicitarias en la región, desde Guatemala hasta Panamá, en 60 restaurantes con más o menos 25 mil usuarios mensuales”, precisa Genser.

De hecho, poco antes de que se reportara el primer caso de COVID-19 en Guatemala, el equipo de Adstter se encontraba de gira por varios departamentos dado que trabajaban en adherir todas las pantallas a su plataforma de una cadena de centros comerciales con presencia en prácticamente todo el país.

Sin embargo, tanto los centros comerciales como los restaurantes, sus dos principales clientes, cerraron como parte de las decisiones gubernamentales para frenar la propagación del COVID-19.

“Así fue como comenzamos a construir una nueva plataforma. Se llama Tráelo App y básicamente funciona como un Glovo o un Uber Eats, pero es ideal para pequeños negocios o tiendas locales, no tiene ningún costo para los comercios”, detalla Genser.

Actualmente, Tráelo App ya funciona en Guatemala y en El Salvador. Los negocios locales que están cerrados a raíz del COVID-19 pueden registrarse y continuar atendiendo; mediante la plataforma se efectúa el cobro y el comerciante recibe el depósito del 100 por ciento de sus ventas diarias.

La lógica es que los tenderos, por ejemplo, registran su ubicación y publican los productos que ofrecen. La propia aplicación les ayuda a hacer recortes automáticos a las fotografías para hacerlas más atractivas.

Un tercer proyecto que desarrollan en paralelo y que ya está disponible es Pon Música Fiesta, que es la evolución del primer software que lanzaron. “Las personas pueden entrar y organizar fiestas virtuales, escuchar música en una plataforma en donde pueden interactuar con sus amigos a quienes invitan por medio de un enlace. Pueden chatear o hacer videollamadas”, precisa.

Además, la idea es que pueda vincularse con Tráelo App para que tengan a mano las tiendas más cercanas y abastecerse de bebidas o snacks para la reunión virtual.

En este momento, Adstter se encuentra en plena fase de socialización para llegar a más pequeños negocios locales, apoyándoles a su reactivación económica.

Le invitamos a conocer más historias hechas #EnGuate.

https://dataexport.com.gt/category/historias-de-exportacion/

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campaña de Servicios

Noticias recientes

To Top