Internacionales

Reino Unido e Irlanda creen que aún hay vías para un Brexit amigable

Los primeros ministros del Reino Unido e Irlanda, Boris Johnson y Leo Varadkar, respectivamente, aseguraron que aún es posible alcanzar acuerdo sobre el Brexit antes del 31 de octubre.

El anuncio lo hicieron ambos gobernantes en una declaración conjunta que emitieron después de reunirse en privado durante casi tres horas este jueves en la localidad inglesa de Birkenhead.

Según el texto, que califica el encuentro de detallado y constructivo, tanto Johnson como Varadkar coincidieron en que existe un camino para posible acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) a finales de este mes.

Ambos siguen pensando que un pacto es lo mejor para todos, agregó el documento divulgado por la oficina del premier británico en Downing Street, tras afirmar que también acordaron reflexionar sobre los temas abordado este jueves, para que los negociadores de ambas partes se concentren en ellos.

En declaraciones a la prensa en el aeropuerto de Liverpool antes de regresar a Dublin, Varadkar reiteró que las pláticas fueron positivas y muy prometedoras, e incluso se atrevió a pronosticar que podría llegarse a algún tipo de acuerdo en las próximas semanas.

El Reino Unido debió abandonar la UE el 31 de marzo pasado, después que el 52 por ciento de los británicos votó a favor del Brexit en el referendo de 2016, pero la negativa del Parlamento a respaldar el acuerdo firmado por la entonces primera ministra Theresa May obligó a posponer la fecha para abril, y luego para el 31 de octubre.

La controversia alrededor de una salvaguarda introducida por la alianza para evitar el establecimiento de una frontera física entre ambas Irlandas mantiene estancado el proceso de salida, aunque Johnson asegura que su país dejará el bloque en la fecha fijada, con o sin acuerdo.

La semana pasada, el primer ministro británico propuso hacer algunos cambios al llamado backstop irlandés, pero la UE considera que la oferta contiene algunos puntos problemáticos que deben ser aclarados por el gobierno británico antes de firmar un nuevo tratado de retirada.

Según el plan de Johnson, la provincia británica de Irlanda del Norte abandonaría la unión aduanera junto con el resto del Reino Unido, pero seguiría dentro del mercado común europeo, sobre todo para los productos agrícolas y otras mercancías.

Asegura además que los controles fronterizos físicos serían mínimos, y en todo caso, lejos de la línea divisoria, pues todo el papeleo se haría de forma electrónica.

En virtud de una ley aprobada por el Parlamento británico en septiembre pasado, el Ejecutivo deberá solicitar a la UE un aplazamiento del Brexit, si no se firma un nuevo acuerdo antes del 19 de octubre.

Vía: Prensa Latina

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Formación Escuela de Comercio Exterior de AGEXPORT

Noticias recientes

To Top