Internacionales

¿Es el bitcoin la mejor manera de enviar remesas?

Bitcoin y la economía

Tras una votación en el Congreso el martes 08 de junio de 201, El Salvador se ha convertido en el primer país del mundo en autorizar oficialmente el bitcoin como moneda de curso legal, en 90 días la criptomoneda adoptará el nuevo status que compartirá con el dólar estadounidense.

La nueva ley significa que todas las empresas deben aceptar bitcoin como moneda de pago para bienes o servicios, a menos que no cuenten con la tecnología necesaria para realizar la transacción.

El presidente, Nayib Bukele dijo que la medida facilitaría a los salvadoreños que viven en el exterior enviar dinero a casa, un proceso conocido como remesas.

Nota relacionada: El Salvador aprueba legalización del Bitcoin como moneda nacional

El Salvador, el primer país del mundo en autorizar el bitcoin como moneda de curso legal

Muchas personas en países como El Salvador dependen en gran medida del dinero de las remesas, el cual representa alrededor del 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Cuando desde el extranjero se mandan remesas a casa, lo normal es usar un banco u otro servicio financiero que facilita la transacción. Pero estos intermediarios aumentan el costo de enviar dinero de forma internacional.

Si alguien envía US$1.000 de Estados Unidos a El Salvador, por ejemplo, incluso aunque haya un tipo de cambio atractivo de «comisión cero», los clientes aún se encontrarán cargos por parte de los bancos en ambos lados de la transacción.

Una ventaja del bitcoin, o de cualquier criptomoneda, es que no depende de ninguno de estos intermediarios.

Lo que puede hacer que el bitcoin se vuelva muy atractivo para los países más pobres y para quienes quieran evitar las entidades financieras tradicionales que cobran por el servicio.

No hay que olvidar que las criptomonedas acarrean otros riesgos importantes.

Nigel Green, director ejecutivo y fundador de deVere Group predice «después del liderazgo de El Salvador podemos esperar que otros países en desarrollo sigan el mismo camino».

«Esto se debe a que los países de bajos ingresos han sufrido durante mucho tiempo porque sus monedas son débiles y extremadamente vulnerables a los cambios del mercado y eso desencadena una inflación galopante».

Si el bitcoin se vuelve aún más una moneda ampliamente utilizada, podría volverse más estable.
«Esta es la razón por la que la mayoría de los países en desarrollo se vuelven dependientes de las principales monedas del ‘primer mundo’, como el dólar estadounidense, para completar sus transacciones», indicó Green.

«Pero la dependencia de la moneda de otro país también viene con su propio conjunto de problemas, a menudo muy costosos».

Por ejemplo, puede hacer que una nación sea más vulnerable a la influencia extranjera y hacer que pierda la capacidad de establecer plenamente sus propias políticas monetarias.

Puede interesarle: 6 respuestas que necesita conocer para comprender cómo funcionan las criptomonedas

Pero las criptomonedas también cuentan con algunas desventajas, y estas podrían tener un impacto en quienes reciben las remesas en El Salvador.

El bitcoin es un activo virtual sin conexión directa con la economía real, que ha experimentado grandes fluctuaciones de valor en un período de tiempo muy corto. Además no todo el mundo comprende cómo funciona o los riesgos que conlleva.

A diferencia de los sistemas bancarios tradicionales, no existen mecanismos para proteger al cliente de la fluctuación del valor de Bitcoin.

Las dos características esenciales del éxito de una moneda son, por un lado que es una forma efectiva de cambio y por el otro, que es un depósito estable de valor, dice Ken Rogoff, profesor de economía en la Universidad de Harvard y ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las personas que poseen bitcoins tienden a quedárselos para ganar más dinero con ellos.

Pero algunas voces argumentan que las criptomonedas pueden ser una herramienta para evitar la hiperinflación.

Durante la pandemia, muchas potencias importantes han estado imprimiendo dinero para mantener a flote sus economías. Con las monedas tradicionales, a medida que se crea más y más dinero, se erosiona el valor del que existe en circulación.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, ha descrito anteriormente al bitcoin como «una forma extremadamente ineficiente de realizar transacciones».

También expresó su preocupación por la cantidad «asombrosa» de energía consumida en el procesamiento de transacciones de las monedas digitales.

El Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF), que estudia el negocio de las criptomonedas, calcula que el consumo total de energía de bitcoin está entre 40 y 445 teravatios hora anualizados (TWh), con una estimación central de unos 130 teravatios hora.

El consumo de electricidad del Reino Unido es un poco más de 300 TWh al año, mientras que Argentina usa aproximadamente la misma cantidad de energía que la mejor estimación de la CCAF para Bitcoin.

Aunque estas monedas digitales emitidas por los bancos están reguladas por el gobierno, las criptomonedas no están reguladas por una potencia central.

Por BBC Mundo

Observatorio de Competitividad
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ad Banrural Factoraje H Diagnóstico de Sostenibilidad
Observatorio de Competitividad
To Top