Actualidad

Amenazas en transporte de carga en Costa Rica ponen en riesgo el comercio regional

Desde mayo de 2020, el Gobierno de Costa Rica decidió que solamente ingresarían a su territorio transportistas que realizaran tránsito directo de frontera a frontera, argumentando que con esa medida se buscaba mitigar la propagación del coronavirus.

Luego a finales de septiembre las autoridades costarricenses decidieron eliminar la mayoría de restricción que se mantenían y en la actualidad ya se permite a los camiones con placa de otros países cargar y descargar directamente en las bodegas de las empresas, sin autorización previa.

A pesar que se eliminaron las restricciones, los pilotos ticos aseguran que reciben un trato desigual en la mayoría de países de Centroamérica.

Marjorie Lizano, presidenta de la Cámara Costarricense de Transportistas Unitarios (CCTU) indicó en una entrevista a la Nacion.com que a pesar que Costa Rica flexibilizó las restricciones «… a los camiones con placa de Costa Rica se les exige descargar la mercancía en almacenes fiscales en el resto de países, excepto Guatemala, que levantó la medida el martes 7 de junio».

Lizano añadió que «… el cierre de transportistas en Paso Canoas, fronterizo con Panamá, se juntó con las manifestaciones de la población contra el Gobierno. en ese punto fronterizo es más visible la acción de la comunidad, pues pusieron incluso tierra y otros materiales en la vía.»

En un intento por justificar que no están cerrados los pasos fronterizos, Duayner Salas, ministro de Comercio Exterior, explicó la tarde del 8 de octubre que las autoridades de Gobierno mantienen los servicios en Paso Canoas y Peñas Blancas.

Asimismo, la Agencia de noticias Prensa Latina informó que la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN), Marvin Altamirano, recomendó este 09 de octubre a los importadores y exportadores nacionales y de Centroamérica detener el comercio con Costa Rica debido a los tranques existentes en las fronteras de ese país.

El funcionario explicó que a todos los medios de transporte que lleguen a los puntos fronterizos los van a detener y ubicar en una fila, mientras que aquellos productos perecederos que necesitan refrigeración estarían en riesgo de perderse o no llegar a su destino.

Altamirano indicó que mantienen conversaciones con sus homólogos ticos, pero las autoridades de esa nación siguen tomando medidas unilaterales que dañan los tratados de integración de la región.

El titular de la ATN apuntó que actualmente alrededor de tres mil transportistas centroamericanos se encuentra en territorio costarricense y no han podido llegar a su destino, a la vez que otros 600 conductores de carga pesada permanecen del lado nicaragüense sin poder ingresar al país vecino.

El dirigente gremial expresó que la situación genera pérdidas de hasta un millón de dólares diario, y puntualizó que esa cantidad es solo por las afectaciones directas al sector, pero los daños colaterales a la economía regional -dijo- pudieran estar por encima de los 100 millones de dólares.

Con información de Central American Data y Prensa Latina

Diagnóstico E-commerce
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gerencia de Comercio Exterior ECE

Más populares

To Top