Opinión

Sector privado: actor clave para acelerar la vacunación contra el Covid-19

vacunas en latinoamérica

La campaña mundial de vacunación Covid-19 será la más grande de la historia y la distribución de vacunas presenta grandes desafíos de velocidad y escala. Examinamos tres formas en las que el sector privado de América Latina y el Caribe debe desempeñar un papel estratégico.

Los agentes sanitarios privados son un socio clave en la administración de vacunas. Los países tienen el desafío de administrar rápidamente las vacunas Covid-19 a las poblaciones prioritarias en sus territorios. Sin embargo, la preparación para el despliegue varía mucho en la región. Según un informe del Banco Mundial, en una puntuación de cero a uno, los países de ALC oscilan entre 0.06 en Haití y 0.76 en Colombia.

Además de la infraestructura y el alcance, la administración de tales dosis requiere personal capacitado. Según el informe, solo el 30 por ciento de los países de la muestra ha desarrollado procesos para capacitar a la gran cantidad de personal que se necesitará. En este sentido, ampliar las asociaciones con proveedores de salud del sector privado – y otros agentes como farmacias, atención de diagnóstico, centros de atención y clínicas móviles – puede ser fundamental para proporcionar personal calificado, aumentar el alcance y administrar vacunas a un ritmo más rápido.

Nota relacionada: Abogan por distribución equitativa de vacunas

Por ejemplo, en Colombia, empresas como Farmalisto, financiadas por BID Invest, están apoyando el despliegue de la vacunación. Actualmente están negociando con varias EPS (Entidades Promotoras de Servicios al sistema público colombiano) responsables del proceso, y han llegado a un acuerdo con una de ellas para vacunar a 29, 000 pacientes al mes.

Además, Farmalisto está dispuesto a apoyar al gobierno y la comunidad ofreciendo un servicio privado de vacunación, una vez que los laboratorios farmacéuticos acuerden distribuir sus vacunas en el mercado privado. Para ello, ha desarrollado un plan de vacunación y firmado varios contratos con empresas privadas.

El sector privado también es un aliado estratégico en transporte y almacenamiento, eslabones clave en la cadena de suministro. Será necesario mejorar o desarrollar el transporte y el almacenamiento en cadena de frío y ultra frío para cumplir con los requisitos técnicos y las necesidades futuras de capacidad de las vacunas Anti Covid-19. Actualmente, el almacenamiento y la manipulación de las vacunas requieren temperaturas entre 2 ° C-8 ° C y hasta -80 ° C, según el fabricante.

Este último es un desafío en particular para las economías en desarrollo y aquéllas con una población dispersa y rural. Para abordar mejor este problema, los países pueden desarrollar alianzas o acuerdos contractuales con empresas privadas que manejan productos sensibles a la temperatura para garantizar la infraestructura adecuada para el almacenamiento y transporte de vacunas. Estos socios incluyen, entre otros, empresas privadas de la industria de la salud y la cadena de suministro.

Por último, el sector privado puede ayudar a concienciar y fomentar la vacunación. Comentarios recientes de McKinsey y otros alertan sobre el posible escepticismo de los consumidores y la necesidad de inspirar la confianza del público para la adopción exitosa de vacunas. En este sentido, como parte de las alianzas propuestas anteriormente, el sector privado en salud puede utilizar sus capacidades de mercadeo con los clientes para incrementar los canales de comunicación para informar a la población sobre la vacuna, concienciar y aumentar la aceptación.

Ad GBE
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ad Ganador Galardón a la Exportación 2021
Ad COMBEXIM
Observatorio de Competitividad
To Top