Opinión

¡Alerta! material particulado en el aire

análisis de laboratorio del aire

Muchas veces en nuestro país se dan eventos que deterioran la calidad del aire que respiramos y por lo general el problema principal es la elevación del material particulado en suspensión en el aire.

Algunas veces son eventos naturales y otras veces provocados. Recientemente el volcán de Pacaya estuvo arrojando ceniza; no podemos preguntarnos como evitar esto, pues no podemos hacer nada ante un evento de la naturaleza, pero la pregunta que nos surge es:

¿Sabe la población guatemalteca el daño a la salud que puede provocar el material particulado que queda suspendido en el aire ante un evento como este? ¿Saben que deben hacer ante una situación así? Podemos responder de forma muy sencilla a estos interrogantes.

A la primera pregunta, la respuesta es: ¡huir!, buscar lugares donde el material particulado no esté afectando y esperar a que pase el evento. Y la segunda pregunta se responde a continuación y pretende explicar el porqué de la acción planteada.

La Organización Mundial de la Salud ha establecido valores guía de material particulado en el aire para determinar la salubridad de éste y así poder tener un parámetro para establecer la calidad del aire.

Estos valores guía son: para material particulado menor a 10 micrómetros (PM10) 50 µg/m3, y para material particulado menor a 2.5 micrómetros (PM2.5) 25 µg/m3.

Reciente hubo otro evento muy importante en Guatemala y fue el incendio en el basurero de la Autoridad para el Manejo Sustentable del Lago de Amatitlán (AMSA), el cual afectó a muchas personas que viven cerca de AMSA. Tuvimos la oportunidad de realizar un para observar cuanto se incrementó la concentración de material particulado en el área, esto lo realizamos en conjunto con el Laboratorio Nacional de Salud (LNS), que amablemente nos permitieron colocar el equipo en la terraza de uno de sus edificios.

Realizamos en el área un monitoreo de material particulado en tiempo real por una semana empezamos el día 9 de febrero y finalizamos el 17 de febrero, como esperábamos, los resultados en los primeros días se mostraron muy elevados y muy por arriba de los valores guía de la OMS.

El primer día de monitoreo, del 9 a 10 de febrero, el promedio del día de PM2.5 fue 48 µg/m3 (el valor guia es 25µg/m3), y hubo valores de medición por arriba de los 170 µg/m3, el segundo día hubo valores arriba de los 300 µg/m3; como se puede observar en las gráficas.

En la evaluación del material particulado la velocidad y dirección del viento son determinantes, ya que el material particulado es transportado por el viento en todo momento. Se puede observar dos momentos importantes en la medición: en la noche entre las 20:00 y 23:00 horas y en la madrugada de 03:00 a 07:00.

Los picos que se observan en las gráficas se dieron en los momentos del día en que el viento se dirigió exactamente hacia las instalaciones del LNS, donde estaba colocado el equipo y el resto del tiempo el viento se dirigió en otras direcciones. Entonces, podemos concluir que en momentos del día el material particulado estuvo tan alto que no se puede dudar el daño que pudo hacer a las personas expuestas a este.

¡Ahora, pensemos en las comunidades y colonias a las que el humo del incendio llegó por más tiempo durante el día!

A la vez, la Organización Mundial de la Salud ha hecho estudios en los que el material particulado es determinante en enfermedades respiratorias, cardiovasculares y derrame cerebral, por lo que estos eventos no deben tratarse a la ligera, debe haber una seria preocupación por informar a la población de los efectos del material particulado, de forma que los padres de familia puedan tomar sus acciones para evitar la exposición a este contaminante tan peligroso.

-Foto cortesía de Soy 502

Observatorio de Competitividad
Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ad Banrural Factoraje H Diagnóstico de Sostenibilidad
Observatorio de Competitividad
To Top