Opinión

A propósito del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El 11 de febrero de 2016 la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Este año, nuevamente nos encontramos ante retos y decisiones importantes.

Menos del 30 por ciento de los investigadores del mundo son mujeres. Muchos de los grandes problemas que afronta el planeta pueden quedar sin resolverse por la falta de incentivos a mujeres y niñas para estudiar carreras científicas, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Un estudio publicado por la revista Science en 2017 informó sobre la percepción de las ciencias en niños y niñas entre los 4 y 6 años concluyendo que: a los 4 años no hay diferencias entre los géneros. A los 5 años las niñas piensan que las ciencias son más difíciles. A los 6 años, que son más para los niños: comienzan entonces las niñas a abandonar la idea de que estas materias son para ellas.

El reto es para los padres y para los educadores en los centros de estudio de las niñas. Es necesario romper estereotipos y basarnos en esos datos que nos indica Science. ¿Qué es lo que pasa a esos 6 años en que las niñas piensan que la ciencia no es para ellas?

Importante es recordar científicas que aun en épocas dificiles han luchado contra todo para encontrar su realización en la ciencia. Un nombre: Rita Levy Montalcini, neuróloga italiana, montó un laboratorio en su propia casa cuando el propio Mussolini había prohibido a los judíos practicar cualquier carrera académica y profesional.

Cuando falleció a sus 103 años, trabajando aún, dejó un legado de conocimiento e inspiración en el campo de la neurobiología para muchas otras más: valor, entrega, pasión, disciplina. Saber que ella podía hacerlo siendo mujer, minoría, judía.

Así como Rita Levy hemos encontrado a lo largo de nuestra formación muchas mujeres científicas que nos han inspirado para seguir adelante.

Hay que dar seguimiento a cómo se está enseñando en las aulas a esas pequeñas que quieren ser científicas y cómo padres apoyarlas e inspirarlas.

Tengo el honor de formar parte de la Comisión de Laboratorios de AGEXPORT, un sector que, de los empleos que genera, un 33 por ciento lo ocupan mujeres profesionales que desempeñan actividades relacionadas a ciencias como microbiología, química y ciencias ambientales.

Resalta también el hecho de que el 17 por ciento de ellas lideran empresas de laboratorios en puestos gerenciales. De hecho, el próximo 28 de abril estarán participando como líderes junto con profesionales de distintas ramas, la segunda edición de Guatelabs EXPO, en donde hombres y mujeres del sector darán a conocer los servicios que prestan para sustentar la calidad de las exportaciones guatemaltecas, ya que estos se vinculan con al menos al 72 por ciento de las exportaciones del país.

Mientras tanto, no me queda más que como mujer, empresaria y profesional de las ciencias, desearles a mis colegas y a las futuras científicas que hayan tenido un ¡Feliz Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia!

Click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escuela de Comercio Exterior

Noticias recientes

To Top