Hace más de 16 años que conozco AGEXPORT y siempre me he sentido atraído por la cultura corporativa de la institución. De hecho, esta institución fue mi primer trabajo y cuando me volvieron a ofrecer una nueva posición hace seis años, ¡¡la acepté sin pensarlo!!


Por: Hernán Sarmiento – Coordinador del Comité de Cardamomo de AGEXPORT

Pero no es el motivo de esta columna hablar de mi persona, sino de cómo AGEXPORT ha puesto un ejemplo al país sobre cómo liderar a través del servicio. En principio, incidiendo de manera positiva y únicamente en el sector agrícola, pero hoy en día en casi todos los sectores económicos exitosos del país.

Este liderazgo a través del servicio es un concepto difícil de comprender en un país en el que por tradición el que ostenta el poder o el que “lidera” es quien cuenta con más recursos, o quien tiene más poder para convocar a las masas a paralizar el país (recuerden el “jueves negro” o las manifestaciones sindicales que sufrimos continuamente).

Liderar a través del servicio no es liderar para el servicio. El primero es parte del carácter personal o institucional y el segundo es un fin en sí mismo que muchas veces conduce a los que lo utilizan, para servirse a ellos mismos.

Liderar a través del servicio tiene un origen más relacionado con el llamado de los cristianos a servir al prójimo, a que el que quiera tener el lugar más alto entre ellos, debería ser el que mejor sirve. Este llamado, si lo traducimos al sector económico puede verse en el carácter institucional de AGEXPORT y en las empresas que lo conforman.

Una de las frases más elocuentes relacionadas con esta cultura institucional, se puede apreciar en el estamento “sumar, nunca restar”, del empresario miembro de AGEXPORT Amador Carballido (QEPD), frase que resume en tres palabras el comportamiento de la institución y sus ejecutivos ante toda situación y gestión que continuamente se realiza para promover el aumento de las exportaciones.

Esta cultura de colaboración y de involucramiento activo en la solución de los problemas que afectan al país, así como el afecto y la inclusión que los directores y agremiados manifiestan continuamente hacia el personal de la institución y los funcionarios de instituciones de gobierno nacionales y extranjeras, convierten a AGEXPORT en un centro de atención nacional del que políticos, empresarios y ciudadanos que interactúan de alguna manera con ella, esperan soluciones y propuestas continuamente.

Fueron funcionarios de AGEXPORT quienes trajeron en los 90 a las maquilas de ropa al país y generaron miles de empleos para la población guatemalteca, empleos que permitieron a miles de familias de las áreas rurales asentarse en la ciudad de Guatemala y educar a sus hijos en las universidades nacionales. Muchos de ellos hoy laboran en contact center, atraídos también al país por la institución.

Para alcanzar el desarrollo socioeconómico de Guatemala, este liderazgo a través del servicio debe ser adoptado por todas las instituciones del país y los que trabajamos en ellas, especialmente la clase política, de quienes todos esperamos lo mejor y a quienes estamos dispuestos a apoyar en la medida que sus acciones equiparen a sus discursos y sumen al bienestar de toda la población guatemalteca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here