Montevideo, 13 mar (PL).- Las exportaciones uruguayas con destino a China, sin considerar las colocaciones desde y a través de zonas francas, alcanzaron los US$ 511 millones en el segundo semestre del 2016, reveló hoy un informe de la Universidad Católica.

Ese guarismo representó un aumento de 1.3 por ciento respecto al mismo período del año anterior, según el Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Facultad de Ciencias Empresariales del centro de altos estudios.

En el caso de las importaciones provenientes del gigante asiático en el mismo período antes mencionado totalizaron los 837 millones de la divisa estadounidense, para una disminución de 0.3 por ciento respecto al segundo semestre del año 2015.

Los principales rubros exportados resultaron los productos básicos, entre los que se destacaron la carne, semillas y lana.

Las importaciones procedentes de China tuvieron de julio a diciembre de 2016 un mayor contenido tecnológico, en primer lugar, las máquinas, material eléctrico y vehículos.

Precisó que de un total de 158 empresas uruguayas que exportaron al país asiático, solo una superó los US$ 40 millones y el 57 por ciento del total de las entidades exportó por montos superiores a los 100 mil.

La Universidad Católica indicó que de las cuatro mil 74 empresas uruguayas que compraron productos en el mercado chino, el 38 por ciento realizó importaciones superiores a los 100 mil de la divisa norteamericana.

El informe señaló que en el segundo semestre del pasado año, Beijing lanzó el llamado “Libro Blanco” de China para América Latina y el Caribe, el cual evalúa las relaciones entre los dos actores y define nuevas acciones para profundizar los lazos de cooperación en base a la igualdad y beneficio mutuo.

Según la fuente, esta estrategia muestra una relación más madura y afianzada entre las partes y reafirma que los principios de coexistencia pacífica son la base para el tratamiento entre los involucrados, y el reconocimiento de “una sola China” en el que espera el apoyo de su causa y el no reconocimiento de Taiwán.

En el ámbito económico-comercial este libro destaca la importancia de promover un comercio de mercancías típicas y con valor agregado entre las partes y reafirma la disposición de China de firmar acuerdos de libre comercio con los países de la región.