AGEXPORT, reconociendo la importancia de innovar, pone al alcance de los socios, en todos los sectores, un fondo competitivo para apoyar las iniciativas I+D+i que conduzcan a introducir mejoras y desarrollar nuevos productos/servicios, a adoptar nuevas formas de gestionar negocios.

Por: Ricardo Santa Cruz – Proyecto Red I+D+i de AGEXPORT

Hace tres décadas se puso de moda el término “globalización”, hace dos fue “competitividad” y actualmente es “innovación”. Tres términos vinculados entre sí e ineludibles si se quiere tener éxito al momento de emprender.

La globalización vino para quedarse y, aunque hubo quienes la cuestionaron en su momento, es evidente que nadie quedó al margen. Para bien o para mal, todas las naciones estamos cada vez más íntimamente vinculadas e interdependientes. El comercio es la mayor expresión de ello.

La competitividad resultó ser indispensable para participar con posibilidades de éxito en el mercado globalizado, se trate de su propia localidad o en el extranjero.

Ahora el tema es INNOVACIÓN. Un nuevo reto para mejorar y consolidar la posición competitiva en el mercado. Y es que -habiendo reconocido que la globalización, productividad y competitividad son retos ineludibles- ahora resulta que todos estamos empeñados y, más que empeñados, obligados, a innovar si queremos seguir participando en el mercado, esa jungla donde el más poderoso acaba con los débiles, donde el mejor sobresale a costa de los no tan buenos. Crear o Morir, como le llama Andrés Oppenheimer.

Para “innovar” primero tenemos que “desarrollar” y para desarrollar primero tenemos que “investigar”. De allí deriva la expresión I+D+i = Innovación + Desarrollo + investigación.

La investigación por mínima o simple que parezca, no deja de ser investigación. Del conocimiento que deriva de la investigación, surgen ideas y propuestas para desarrollar soluciones, pruebas y prototipos, cuya creatividad y eficacia, una vez comprobada, conducirá a la innovación. Ésta no es más que la adopción y masificación de nuevas soluciones.

En AGEXPORT, conscientes que la innovación debe ser parte intrínseca de la cultura, se ha dispuesto incursionar en tres ámbitos para impulsar un ecosistema propicio para la innovación:

1. El ámbito institucional. Aprovecharemos el talento humano y haremos una inversión importante en el desarrollo de competencias de quienes posean el gen innovador y acepten el reto de pasar a formar parte de un equipo élite, el “dream team” que será responsable de llevar a AGEXPORT a otra dimensión.

2. El ámbito empresarial. Será atendido simultáneamente, invitándoles a pensar “fuera de la caja”, poniendo a su disposición un fondo concursable para cofinanciar aquellas iniciativas que conduzcan a innovar. Dependiendo de la magnitud de la inversión, si fuese necesario, estamos en condiciones de gestionar alianzas para conseguir el respaldo adicional para implementar la iniciativa. Ésta es la razón de ser de la Red I+D+i.

¿Por qué una red I+D+i? Una red tiene la virtud de generar alianzas colaborativas y hemos encontrado buena disposición de nuestros aliados para apoyar iniciativas que contribuyan a mejorar el desempeño de los sistemas de producción. Es sorprendente la capacidad instalada que existe en entidades académicas, institutos de investigación, nacionales e internacionales.

3. El ámbito nacional. Guatemala requiere de condiciones propicias para facilitar la innovación en todos los sectores y rincones del país. Para ello es indispensable la voluntad y disposición de llevar a la práctica aquellas iniciativas que son parte del discurso. Todos quienes somos parte de la sociedad guatemalteca, podemos contribuir a un mejor clima de negocios, a generar riqueza, así como más y mejores condiciones de trabajo.

No tengo ninguna duda que las entidades que conformamos la Red I+D+i y quienes se sumarán en el futuro, pondremos lo mejor que tenemos para mejorar las capacidades de innovación de Guatemala.