Guatemala, 17 abril (DE).- El líder mundial en investigación de mercado estratégico, Euromonitor Internacional, publicó las tendencias de consumo para 2017. Hay varias novedades e ideas para diversificar oferta y satisfacer mercados que, a continuación, enlistamos.

1. Envejecimiento, una narrativa cambiante. Cuando pensábamos que todo debía pensarse y diseñarse para los millenials, surge este enunciado: en 2017, casi una cuarta parte de todos los habitantes del planeta tendrán más de 50 años. Estos consumidores están transformando el mercado, son más exigentes en sus necesidades de consumo, creando lo que es cada vez más conocido como la “economía de la longevidad”. Ansiosos por el envejecimiento, hay una larga lista de productos de salud y belleza, así como opciones de moda y desarrollos tecnológicos que pueden ser interés. Según Euromonitor, las marcas se enfocarán menos en millennials y más en clientes “longevos”. La actividad del mercado en personas de la tercera edad en Estados Unidos es de US$ 7.6 billones.

2. Consumidores en formación. Sí, los niños continúan siendo enormes influenciadores en lo que compran los padres. Las demandas familiares de hoy en día están lanzando a los jóvenes al consumo en una etapa anterior. Cada vez más existe participación de los niños en las decisiones de compra. La relación padre-hijo, caracterizada por el retraso en la paternidad y familias más pequeñas, hace que ahora sea más bilateral y los padres busquen opiniones de los menores. Ellos deciden dónde cenar, a dónde salir, etcétera.

3. Extraordinario. Hemos llegado a un punto en que los artículos producidos en masa han perdido parte de su brillo, apunta el informe. Y es que el internet ha permitido comprar sin “largas filas”, pero también productos y servicios especializados, además de exóticos. La publicación señala que ahora es posible personalizar temas de habilidades físicas, gustos musicales, experiencias sonoras, además de temas como hoteles, diseño de muebles, atención médica y moda. En ese sentido, Euromonitor Internacional hace énfasis en que para 2017, la población obesa aumentará, por lo que debe pensarse en “tamaños especiales” para “cuerpos reales”.

4. Compras más rápidas. En pleno 2017 los consumidores son impacientes, gracias a la “educación” del mundo digital. Quieren diálogo virtual en tiempo real, pedir por adelantado. Amazon, cita el estudio, está trabajando para hacer entregas de paquetes en 30 minutos a través de drones, y es solo un ejemplo de la velocidad con que se demanda el comercio actual.

5. Volverse real. la fascinación por la autenticidad. Un estudio de la Universidad de Birmingham concluyó que la autenticidad está entre las palabras más utilizadas por vendedores. En una cultura visual, lo real, lo verdadero, cada vez más es requerido por quien demanda. Es importante poner atención en este apartado a Instagram, pues es una red social creciente donde lo visual, pero también la diferencia entre lo auténtico y lo irreal, puede debatirse.

6. Identidad en innovación. Innovar no quiere decir dejar de desconocer aspectos como la identidad nacional o temas de etnicidad. Temas de debate público como la identidad de género, son parte importante a la hora de innovar. Eliminar prejuicios, es parte de los enunciados también del informe.

7. Personalización. Como una experiencia “de lujo” se ha percibido la personalización, incluso, de productos producidos en serie. Esto representa una gran oportunidad, por ejemplo, para las impresoras en 3D y para las marcas significa relacionarse con sus clientes a través de las emociones, haciendo las cosas “personales”.

8. Post-compra. Aspectos como el tono de la respuesta o atención post-compra, representan cada vez más valor al momento de decidirse por consumir uno u otro producto. Ahora hay muchas posibilidades para crítica posterior gracias a las redes sociales; además, ofrecer atención post-compra, otorga la sensación de que se prolonga la vida de los artículos.

9. Privacidad y seguridad. Temas de seguridad personal o inteligencia personal, reducen la incertidumbre. Casas inteligentes, productos orgánicos, los seguros, son gran parte de lo que los consumidores demandan más. La sensación de privacidad y seguridad es clave al momento de repensar o innovar.

10. Bienestar como símbolo de estatus. El deseo de estar en forma y ser saludable es una máxima universal. Comida, ropa y en general todo lo que represente ser “fitness” son buenas opciones. Cada vez interesa más el bienestar y las tendencias debieran situarse también en esta posición de buscar “estar bien” porque otorga estatus.

Puede descargar el informe completo (en inglés) haciendo click aquí.