San Salvador, 23 ago (PL).- Las obras de la central hidroeléctrica El Chaparral avanzan hoy en El Salvador, cuyo Gobierno invierte fuertemente para garantizar un sector energético sólido y sostenible.

Así lo aseguró el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, quien verificó el estado constructivo del mega-proyecto en el departamento de San Miguel, con una inversión pública de US$ 300 millones. La construcción de esta presa involucra a 14 empresas, generó mil empleos directos y más de dos mil 500 indirectos, y permitirá diversificar la plataforma energética nacional, para saciar la demanda industrial y de la población.

El también comisionado para la Inversión Pública y Privada enfatizó que este tipo de inversión pública a largo plazo, innovadora y con tecnología de punta, aportará a la red energética nacional una generación más accesible y barata.

El Salvador lidera la generación de energía geotérmica en América Central, pero el Estado busca reducir la dependencia de dichas fuentes, administradas por privados, mediante proyectos como El Chaparral o la hidroeléctrica del río Lempa.

Según estimados del Consejo Nacional de Energía, la demanda del país podría crecer un 3.6 por ciento hasta 2024, de ahí la urgencia de diversificar la matriz energética.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here