Guatemala, 31 ago (DE).- En el marco del XI aniversario del Tratado de Libre Comercio entre Guatemala y Taiwán, una experta de AGEXPORT detalló lo que todo exportador debe conocer antes de venderle a esa nación asiática. En esta nota le presentamos un resumen.

Taiwán se considera como la puerta de negocios a Asia. Ocupa la posición 11 en el índice de facilidad para hacer negocios Doing Business 2017. Además, es una economía abierta, donde el 52 por ciento de su producto interno bruto proviene de las exportaciones.

Lesly Rubio, analista de mercado Asia de AGEXPORT, afirmó que en el último quinquenio las exportaciones guatemaltecas al destino en cuestión han incrementado a razón de 9 por ciento anual. Azúcar, café, papel, cartón y tabaco, son los productos que Guatemala más le vende a Taiwán, sin embargo, Rubio comentó que hay potencial en madera, productos del mar, café diferenciado y vegetales congelados.

El ingreso promedio anual de los hogares taiwaneses es de US$ 37 mil 475 en el área rural y US$ 42 mil 656 en lugares urbanos. Mientras que los gastos ascienden en promedio a US$ 35 mil 790.

Lesly Rubio, experta de AGEXPORT, explica detalles sobre intercambio comercial Guatemala – Taiwán.

La experta comentó que entre las oportunidades de mercado se encuentran los alimentos empacados, pero con ingredientes de mayor calidad y con menos azúcar. El estilo de vida “ocupado”, también supone un incremento en consumo de restaurantes por una tradición de “comer afuera” de casa.

Guatemala posee un tratado de libre comercio con Taiwán y el tiempo en tránsito para las exportaciones son de entre 8 días – vía aérea – y 38 días – vía marítima –.

La cultura comercial del taiwanés valora aspectos como la puntualidad, el saludo con la mano y previo a hablar de negocios, prefiere un acercamiento en el ámbito personal y profesional que genere confianza para conocerse mejor.

Exportadores guatemaltecos buscan el mercado taiwanés

Las exportaciones guatemaltecas a Taiwán ascendieron a US$ 73.9 millones en 2016, mientras que las importaciones fueron casi de US$ 120 millones en ese mismo año.