Nota publicada en la edición impresa 277

Las cifras respaldan la relevancia del sector agrícola en Guatemala: emplea al 56 por ciento de la población rural. ¿Cuáles son sus virtudes y retos?

Solo el sector de vegetales y frutas genera 4 millones de jornales en más de 11 mil hectáreas, sus principales destinos se encuentran en la región centroamericana. Alrededor del 37 por ciento de la Población Económicamente Activa de Guatemala trabaja en la agricultura, cifra que se eleva al 56 por ciento en las áreas rurales.

Las plantas ornamentales, el cacao, la miel de abejas y las frutas frescas, secas o congeladas, son solo algunos ejemplos de lo que el país ofrece a los consumidores del mundo. Su clima y la fertilidad de sus suelos hacen que la oferta tenga potencial de ser variada.

Hay variados ejemplos de superación que han transformado las áreas que más necesitan desarrollo. Agricultores que pasaron de la producción para subsistencia o para abastecer, con precios al azar, los mercados locales, a exportar hacia Europa o Estados Unidos.

Las buenas noticias para el agro llegan desde sus diferentes sectores: las arvejas y los vegetales, con apoyo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), están a punto de abrirse la puerta del mercado canadiense. Los dulces mangos guatemaltecos, obtendrán una Certificación in situ del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para iniciar la exportación en su modalidad de fresco, con apoyo de la Cancillería y el propio MAGA.

Esos ejemplos se repiten en casos como las moras y las frambuesas, que están por concluir sus procesos de admisibilidad a Canadá. Las flores y las plantas ornamentales, están explorando el mercado estadounidense, por lo que pronto en ese país tendrán un pedazo de primavera que adorne sus eventos, sus hogares y sus oficinas.

Por su parte, los cítricos están innovando y en la búsqueda de material genético para incorporar licencia sanitaria y los requisitos de inocuidad. Y claro, cómo no, qué decir del café, esa variación diferenciada que tendrá su propio laboratorio de catación en las instalaciones de AGEXPORT.

El sector agrícola de exportación ha trabajado y puesto de manifiesto su interés en reinventarse las veces que sea necesario.

Un análisis de los sectores de exportación reunidos en AGEXPORT, evidenciaron que el 50 por ciento de los principales productos en general con destino primordialmente a Centroamérica tuvieron una reducción o sencillamente no crecieron. 11 productos agrícolas decrecieron hasta en un 25 por ciento en promedio, entre ellos, ejote congelado, miel, frutas, tomates, ajonjolí.

“Nos preocupó encontrar una baja del 33 por ciento en la arveja congelada, el principal producto agrícola no tradicional, que además genera autoempleo a más de 45 mil familias de pequeños agricultores”, indicó el Director General de AGEXPORT, Amador Carballido.

Si bien nadie duda es el gran aporte del sector a la economía, lo que siempre se cuestiona son las pocas facilidades para incrementarlo.

México, competidor natural de Guatemala, ofrece programas a su actividad agrícola, tales como: inversión en sistemas de riego, costeo de certificaciones de calidad, sanidad e inocuidad, asesorías y campañas de promoción nacional e internacional.

“El sector agropecuario es el principal empleador del país porque alrededor de la tercera parte de la población ocupada se desenvuelve ahí. Sin embargo, es sumamente heterogéneo”, comentó el analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), Luis Linares.

Según el analista, hay enormes diferencias en cuanto a acceso o disponibilidad de tierras, grandes cantidades de microfincas que, sin embargo, son utilizadas para infrasubsistencia o subsistencia. Además, señaló que hay empleados asalariados, pero también desde quienes lo hacen por cuenta propia hasta quienes no reciben remuneración.

Ahora bien, el sector agroexportador, visto desde la perspectiva de cobertura de la seguridad social, de prestaciones laborales o de empleo permanente, es el que mejores condiciones ofrece, según el también coordinador del proyecto Diálogo Social para el Trabajo Decente. “Las exigencias de los compradores, garantizan que eso se dé”, indicó Linares.

La necesidad de los sistemas de riego

Aproximadamente el 92 por ciento de las tierras cultivables del país no tienen sistemas de riego. “Desde los años 90 el Estado abandonó totalmente la dotación de sistemas de riego y los que ya existían”, señaló Linares.

Por aparte, el titular de la plataforma AGRITRADE, Estuardo Castro, comentó “si Guatemala tiene más producción de agua que consumo, deberíamos trabajar políticas con el Gobierno que permitan llevar riego. Eso mejora la calidad de vida del pequeño productor y ayuda a la seguridad alimentaria, porque donde no hay agua no se puede producir. El riego lo que trae es productividad, curva de producción más larga que no depende del clima”.

Datos del MAGA dan cuenta que, para este año, se planificó la rehabilitación y mantenimiento de 22 unidades de riego en todo el país: en Jutiapa (4), Baja Verapaz (1), El Progreso (4), Jalapa (1), Quiché (3), San Marcos (3), Sololá (2) y Zacapa (4). En total se rehabilitarían 8 mil 933.3 hectáreas, beneficiando a 3 mil 662 familias.

En opinión de Estuardo Castro, el actual Gobierno ha demostrado su interés en el sector, “ha estado más preocupado en generar proyectos productivos, que sean entes sostenibles a futuro”.

Los caminos rurales

El especialista de la sección de agrometeorología del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), Walter Bardales, recomendó adaptarse a la variabilidad y cambio climático en lo relativo a infraestructura. “Hay que hacer sistemas de captación de agua, debemos construir represas para que todos sean beneficiados, que sea integral”, dijo.

Las opiniones coinciden, se repiten, sin importar de qué dónde provengan. El Gerente del Sector Agrícola de AGEXPORT, Carlos Salazar, señaló que una de las necesidades más importantes para esa especialidad, es la infraestructura. “Los caminos rurales necesitan ser atendidos”, comentó.

De acuerdo al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), este año invertirá Q 840 millones en proyectos de remozamiento, rehabilitación y limpieza de carreteras.

Ya iniciamos las licitaciones y cotizaciones en Covial (Unidad Ejecutora de Conservación Vial), nosotros tenemos para este año licitaciones para 10 mil 144 kilómetros en todo el país, que se invertirán en mantenimiento de carreteras, dijo el titular del CIV, Aldo García.

Estos proyectos incluirían bacheo, terracería y limpieza, lo cual será consensuado con Alcaldes y diputados, entre otras autoridades.

El llamado “Plan de Recuperación Vial”, a desarrollarse en los próximos tres años, implicaría una inversión de Q 2 mil 986 millones y la reparación de 19 mil 493 kilómetros, de los cuales 249 kilómetros serán pavimentados por primera vez. El Ministerio de la Defensa Nacional tendrá a su cargo la reparación de 1 mil 500 kilómetros de caminos vecinales.

Para el Presidente de la plataforma AGRITRADE, Estuardo Castro, “la única forma de erradicar la pobreza es generando empleo. El año pasado tuvimos una baja en las exportaciones agrícolas y eso nos hace pensar en cómo ser más competitivos, porque países como México tienen todo un plan hasta con subsidios agrícolas. Debemos involucrar al sector público, los puertos que tenemos son altamente caros, con poco o nada de infraestructura, no puede ser que mover un producto lleve hasta quince horas hacia las áreas de empaque”.

¿Variabilidad climática o cambio climático?

Iniciar la siembra el Día de la Cruz – 3 de mayo – había sido una tradición para los agricultores de Guatemala, porque en esa fecha iniciaban las lluvias. Sin embargo, actualmente ya no existe garantía de que la humedad esté disponible derivado de la variabilidad climática.

Usualmente se le atribuye al cambio climático el hecho de que un día haya calor y otro día frío o que esos eventos sucedan en un lapso de 24 horas. Sin embargo, no se trata de ese fenómeno natural, sino de otro.

Al hablar de cambio climático nos referimos a un aumento de la temperatura sostenida de largo plazo. Serán uno o dos grados centígrados en el tiempo. Sin embargo, las condiciones cambiantes del clima en la actualidad, que un día haya calor y otro lluvia o frío, es lo que llamamos variabilidad, explicó el especialista en agrometeorología del Insivumeh, Walter Bardales.

Eso confunde al agricultor porque al caer las primeras lluvias, piensan que ya instaló el invierno, pero no siempre es así. “Esperamos que la canícula en julio y agosto sea prolongada porque se fusiona con El Niño, la parte de la meseta central, oriente, occidente y costa sur se verán afectadas”, agregó.

En el país hay un déficit hídrico, pues este es el tercer año con condiciones irregulares. “La mayor parte de la agricultura depende mucho de las lluvias y al ausentarse por varios días, las plantas entran en estrés y, las que logran sobrevivir, tienen baja producción”, comentó Bardales.

El estrés hídrico genera que los cultivos florezcan muy rápido y si se ha sembrado el 3 de mayo, justamente están en etapa de floración cuando llega la canícula y es en ese momento cuando más agua necesitan. Eso impide que haya un llenado del grano adecuado y se afecta el tamaño.

Algunas recomendaciones de Bardales son buscar variedades mejoradas de semillas, resistentes a períodos secos o de corta duración. “Es importante decir que los cultivos de exportación no se ven tan afectados – con sequías – porque tienen sistemas de riego, más bien pueden verse beneficiados porque al haber más radiación y disponibilidad de agua, hay un mayor rendimiento”, indicó.

En el futuro, es posible que haya cambio en patrones de lluvia y las poblaciones deben estar adaptadas. “Puede ser que llegue a llover ya solo en junio y septiembre”, advirtió Bardales.

Oportunidades para el sector agroexportador:

• La nueva edición de la feria agrícola AGRITRADE Expo & Conference del sector agrícola de AGEXPORT, está evolucionando en busca de fortalecer la competitividad agrícola exportadora, a través de nuevas herramientas y alianzas con industrias y servicios que apoyen la reducción de costos, aumento de oferta exportable y apertura de nuevos nichos de mercado.

• En total, se presentaron 125 compradores de alto nivel: 47 % son de Estados Unidos, el 32 % de Europa, el 11 % de Centroamérica, 4% de Canadá y el 6 % Emiratos Árabes Unidos.

• Cadena de supermercados de Centroamérica vinieron a hacer negocios con proveedores de materia prima de frescos para agroindustria.

• Productos como mango, aguacate, papaya, arveja, espárragos o brócoli, son de los más demandados por los importadores. De ellos, un 40 % son vegetales, 49 % frutas y el 11 % de productos especiales.

• Además, en AGRITRADE, como plataforma para hacer negocios, participaron 61 organizaciones rurales dispuestas a ampliar negocios encadenados a la exportación, para la mejora de calidad de vida de sus localidades.

• Por primera vez en AGRITRADE Expo & Conference, se realizaron ruedas de negocios entre 45 organizaciones de productores de frutas, vegetales, especias y productos diferenciados que presentarán su oferta de materia prima y así alcanzar negocios con empresas agroexportadoras que buscan transformar los productos agrícolas en artículos de consumo manufacturados como alimentos y bebidas.

Algunos de los compradores internacionales fueron:

• ADEL SADIQ ( Bahrain, Medio Oriente, vienen por primera vez el país GT)

• BEN- BUD (EEUU, Florida, son importadores grandes de productos frescos)

• WISSMETTAC (EEUU, mayores importadores de EEEUU para Asia)

• MEGASUPER (Costa Rica, supermercado)

• OZ IMPORTS (Holanda, mayor importador de flores y todo tipo de ornamentales)

• RIBASMITH (Panamá, supermercado grande)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here