El mercado internacional para los limones guatemaltecos no siempre existió. Los US$ 6 millones de limas y limones que ahora se exportan cada año (cifra de 2017) son gracias a una brecha que se abrió. Judith Quevedo es parte de esa historia: pasó de vivir momentos difíciles y perderlo todo varias veces a vender al extranjero unos 65 contenedores de lima persa por año.

Bajo el calor característico de Zacapa existe una planta para el empaque de limas persas. Se trata de Ixin Quesal, S. A. que funciona como un centro de acopio para ese cítrico proveniente de Alta y Baja Verapaz.

“Comenzamos en 2008 cuando no había – suficiente – mercado local y el limón se podría. Ahora hay empleo durante todo el año para 200 familias, quienes subsisten gracias estos ingresos”, contó la presidenta de Ixin Quesal, S. A., Judith Quevedo.

La exportadora contó que no todo fue fácil, pues al principio tuvo pérdidas económicas graves incluso por estafas, pero que logró sobreponerse y salir adelante.

“Ahora vendemos hacia Reino Unido, Francia, Holanda, Suiza y Bélgica. Gracias a Dios y a AGEXPORT, porque por ellos estamos en el mercado europeo, asistiendo a ferias comerciales como Fruit Logística, allí hemos conseguido a nuestros clientes”, puntualizó.

La cosecha de camarones con calidad de exportación