A finales de la década de 1970, Gloria Elena Polanco vivía en Europa y se percató que en mucho tiempo no había visto mangos como en su natal Guatemala. Al fin, durante un viaje a Londres encontró unos: eran importados de India, así que identificó una oportunidad para el potencial de producción de frutas y vegetales guatemaltecos.

Vea el video con la historia completa

“A los años, estando en Guatemala, cuando vi cómo se vendían los mangos, pensé en que serían apreciados en Europa. Así que mandé unas 10 ofertas por télex (un dispositivo telegráfico de transmisión de datos), porque no había FAX y mucho menos internet; para mí sorpresa seis empresas me respondieron”, comentó.

Sin mayor conocimiento sobre la actividad exportadora, pero aprovechando el conocimiento de la oficina antecesora de AGEXPORT (Guatexpro), Gloria Elena, empezó a vender al extranjero.

Actualmente, Frutesa, S. A., la compañía que preside, exporta principalmente arvejas, ejotes y aguacates. “Nuestros proveedores están en Chimaltenango, Sacatepéquez, Huehuetenango, Sololá y Quiché”, añadió.

Cada año, Guatemala exporta alrededor de 55 millones de libras ejote y 70 millones de libras de arveja, a partir de lo cual se generan cerca de 3 millones de jornales de trabajo.

Se estima que el cultivo de estos vegetales emplea a alrededor de 10 mil familias.

La vida le dio limones y ella los exportó…la historia de Judith Quevedo

1 COMENTARIO

Comments are closed.