Por: Alfonso Pimentel – impulsor de la creación de AGEXPORT

Según cuentan los testigos de la época, la Gremial de Exportadores de Productos no Tradicionales, que fue el nombre con que se creó AGEXPORT, se inició cuando algunos empresarios visionarios se dieron cuenta que no existía en el sector privado organización alguna que se interesara directamente y promoviera las exportaciones de productos no tradicionales. Sí lo había, en cambio, para las exportaciones de productos tradicionales como el café, el azúcar, banano y algodón, entre otros.

Con ese convencimiento y con el propósito de agrupar en una institución a empresarios que tuvieran un interés común, EXPORTAR, se creó dicha Gremial, adscrita a la Cámara de Industria de Guatemala, y que posteriormente se convirtió en AGEXPORT, como la entidad líder en la promoción de las exportaciones no tradicionales de Guatemala, así como en un gran soporte para los productores de dichos bienes, especialmente para aquellos que pretenden colocar sus productos fuera de Guatemala y que necesitan la asistencia y asesoría para lograr ese propósito.

Sin embargo, AGEXPORT ha funcionado con la idea, no deliberadamente, que las exportaciones necesitan promoverse y los productores necesitan ayuda para exportar solamente cuando se vende fuera de Centroamérica. Por ello, siempre ha estado presente en las negociaciones comerciales que ha realizado Guatemala con otros países, pero no ha tenido la misma presencia cuando Guatemala ha participado en el Mercado Común Centroamericano.

Esta circunstancia alcanza más relevancia cuando se tiene evidencia que Centroamérica es el segundo mercado, después de Estados Unidos, para las exportaciones de Guatemala, con el agregado que a Centroamérica no exportamos productos tradicionales, sino solamente aquellos para cuya promoción y atención se creó AGEXPORT.

Demostrada la importancia que el mercado centroamericano tiene para la producción guatemalteca, es procedente actuar en consecuencia, es decir, preocuparse porque las condiciones en que la producción de nuestro país ingresa a dicho mercado sean las mejores, así como coadyuvar en los esfuerzos porque el tamaño de ese mercado sea el mayor posible.

Eso solo se puede lograr si el sector privado apoya al Gobierno en todo lo relacionado con la integración económica centroamericana y si se mantiene vigilante porque las negociaciones que hace en los foros de la integración son las mejores posibles para el país.

Siendo AGEXPORT la entidad del sector privado que atiende el sector de las exportaciones de productos no tradicionales, sería coherente con lo anterior que establezca una unidad especializada que se dedique a todo lo que se relaciona con la integración económica centroamericana y que tenga incidencia en el progreso de los exportadores guatemaltecos.