Artículo publicado en la edición 278

Ecobambas es una empresa que en la actualidad exporta zapatos ecológicos a varios países. Pero todo inició en las calles de San José, Costa Rica, sin dinero y con mucha juventud.

Johaness y Veruska son sus nombres. Se conocieron por una amiga en común mientras cursaban una maestría en España. Él estudió eficiencia energética y ella diseño de calzado. “Pensamos que nuestros padres ya nos habían apoyado suficiente al graduarnos, así que se nos ocurrió irnos a Costa Rica”, cuenta Johaness.

En ese país probaron vivir de forma autosostenible en una comunidad, cosechar su propio alimento y depender de lo que produce la tierra. “Pero nos cansamos en un mes, no aguantamos”, admite entre risas el guatemalteco.

Veruska llevaba consigo una docena de zapatos porque anteriormente había trabajado en esa industria. Así que decidieron salir a las calles de la capital costarricense a venderlos, obligados por la necesidad, los recursos para comer escaseaban.
Para su sorpresa, se vendieron todos.

Los zapatos pueden encontrarse en www.ecobambas.com.
Foto Dataexport: José Pablo Coyoy

Conscientes de que necesitaban hacerse de más ingresos, pensaron en fabricar zapatos dado el éxito que habían tenido, pero carecían de recursos.

“Salí a buscar. Encontré una llantera y pensé en que ese material podría servir para hacer las suelas. Justo enfrente había una maquila de ropa. Les conté del proyecto y me dieron las llantas y una bolsa llena de retazos de jeans”, relata Johaness.

En la actualidad, Ecobambas exporta su producto a Austria, España, Costa Rica y ha vendido a Hawái, Argentina, Venezuela, México, Aruba y Alemania.

Buscan ser un negocio con un modelo sostenible y generar el menor impacto ambiental posible. Reutilizan materiales de desecho, lo que en términos técnicos se llama suprarreciclaje: hacer algo nuevo con algo viejo.

Las llantas de camión, la tela, la lona y de plantilla el pashte, son parte del material que utilizan. Donde otros ven desechos, ellos encuentran su materia prima.

Tiempo después, la pareja decidió retornar a Guatemala para hallar un entorno familiar conocido y porque pronto serían padres. “Y Costa Rica es una ciudad muy bonita, pero cara”, admite el emprendedor.

Así me convertí en exportador: Conservas y Congelados YaEstá!

Ya en el país, un amigo de la infancia decidió invertir en el proyecto y en 2016 ganaron un concurso del Ministerio de Economía que les otorgó US$ 8 mil como capital semilla.

Ecobambas participará por primera vez en la próxima feria de artesanías New World Crafts de AGEXPORT, donde buscarán potenciar su internacionalización.

“Durante 2016 las empresas socias de la Comisión de Artesanías evolucionaron en cuanto al diseño y producción de artículos hechos a mano, nuestros socios innovaron en el uso de materias primas, la fusión de técnicas artesanales, así como en el diseño y formas de comercializar sus productos. Tal es el caso de Ecobambas, una empresa que demuestra la versatilidad del sector artesanal, combinando material reciclado con textiles de alto diseño y fibras naturales, para crear prendas -zapatos- modernas con valor agregado que compitan mercado internacional, y además sean amigables con el medio ambiente”, Irene Aycinena, Coordinadora de la Comisión de Artesanías AGEXPORT.