Guatemala recibe alrededor de 2 millones de turistas extranjeros cada año. San Ricardo Farm & Lodge es un restaurante y posada rural que genera empleo gracias al turismo sostenible. Esta es su historia de exportación.


Por: José Pablo Coyoy


La historia del lugar se remonta a finales del siglo XIX. Sin embargo, fue a mediados de la década de 1950, cuando el arquitecto Ricardo Marroquín Arrechea y Marietta Rosada Bendfeldt, crearon en la finca empresas como la Avícola Pasajinak, una exportadora de aves.

Sin embargo, tres generaciones después y tras 18 años en que la finca estuvo arrendada, surgió la idea de diversificar el negocio y crear un proyecto de agroturismo. Así surgió San Ricardo Farm & Lodge.

“Al principio me decían que para qué iba a abrir un hotel en Tecpán. Empezamos con cinco habitaciones y ahora ya tenemos doce”, contó la gerente general de la posada rural, Anna Mercedes de Lembke.

Guatemala atrae alrededor de 2.2 millones de turistas anualmente (cifra de 2017). Paralelamente, la sostenibilidad ambiental es clave en un entorno de amplia diversidad biológica: el país es uno de los únicos 20 nombrados como megadiversos en todo el planeta.

Y esa sostenibilidad tiene que ver, en opinión de Anna Mercedes con “respetar y promover una cultura ambiental en la comunidad donde se sitúa el proyecto, generar fuentes de trabajo, capacitación, ser incluyentes de la cadena productiva local, para interactuar con las comunidades generándose así desarrollo rural socioeconómico a través del turismo”.

En 2014, lo que empezó como un emprendimiento de diversificación, amplió sus instalaciones para abrir restaurante, bar y salón de recepciones. Las habitaciones aplicaron conceptos de colorterapia y aromaterapia, así como el que en San Ricardo conocen como “el arte poco practicado de no hacer nada”.

Uno de los jardines de San Ricardo Farm & Lodge

A lo interno de AGEXPORT, el turismo encaja en dos comisiones del Sector Servicios: la de Turismo Sostenible y la de Salud y Bienestar, desde las cuales se impulsa el aumento de la competitividad, las buenas prácticas y, por supuesto, la promoción de la oferta nacional.

A la fecha, San Ricardo Farm and Lodge, conserva parte de la infraestructura de lo que un día fue una avícola y recibe a visitantes de diferentes nacionalidades que buscan una experiencia comunitaria, agroturística y que a su vez genera empleos con calidad de exportación.

Para conocer esta y otras historias de exportación en video, puede visitar este enlace: http://bit.ly/HistoriaDeExportación.

Emprender y exportar, la creativa historia de Mariam Polanco