Guatemala, 23 oct (DE).- Arquitectura colonial, escenarios místicos, playas con color de arena para elegir o el majestuoso fondo del Lago Atitlán, son parte de la oferta guatemalteca para parejas que deseen contraer nupcias en el país, detalló hoy una fuente oficial.

Autoridades del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) anunciaron nuevos esfuerzos para fortalecer el segmento de turismo de bodas y lunas de miel con el que buscan pasar de la organización de 350 eventos matrimoniales por año a 1 mil en los próximos 24 meses.

“Guatemala Romántica”, es el nombre de la iniciativa certificará a empresas nacionales para proveer servicios a bodas de destino para extranjeros, la cual será entregada por la International Association of Destination Wedding Professionals (IADWP). En ese marco, se realizó una capacitación que abarcó temas determinantes que buscan los profesionales de bodas cuando proyectan una boda de destino.

Según la presidenta de la IADWP, Minty Castilla, entre las ventajas del país para atender a este segmento está su ubicación geográfica, las cortas distancias y la variedad de destinos. “Sin embargo, los empresarios deben saber que tienen que responder en 24 horas un correo de cotización con una propuesta integral. También es clave la unidad como clúster que incluya a fotógrafos, maquillistas, músicos, decoradores, hotel, restaurante, entre otros”, precisó.

Por aparte el director del Inguat, Jorge Mario Chajón, estimó en US$ 60 mil la derrama económica por cada boda realizada en el país.

Jamaica, República Dominicana y México, son los líderes mundiales de esa especialidad, sin embargo, existe una oportunidad para mercados emergentes pues cada pareja busca que su boda sea única. El vecino país del sur, ejemplificó Castilla, realiza aproximadamente 70 mil eventos de ese tipo por año.

“Tenemos infraestructura para eventos pequeños, pero de gran calidad. Necesitamos unión entre todos los involucrados en atender a este segmento”, puntualizó el funcionario.