Bogotá, 6 feb (PL).- Los floricultores colombianos aspiran a una gran cosecha para el próximo día de los enamorados, con la exportación fundamentalmente a Estados Unidos de unos 500 millones de tallos, con un valor de unos US$ 140 millones.

Fuentes de ese gremio dijeron al servicio digital del diario El Tiempo de Bogotá, que todo es favorable para la realización de buenos negocios en este día de San Valentín, con la existencia de buen clima, con el valor del dólar aun alto y una menor oferta de Ecuador.

Varios floricultores consultados dijeron que, en esta operación previa al 14 de febrero, el país cubrirá 12 por ciento del valor de exportaciones de los arreglos florales del año.

De acuerdo con datos del Departamento de Administración Nacional de Estadísticas (DANE) durante el año pasado ese gremio ingresó por envíos al exterior US$ 1 mil 207 millones.

Un funcionario de la entidad Asocolflores dijo que el único temor para que esta faena resulte exitosa es que ocurran fuertes nevadas en Estados Unidos, que siempre dificultan las operaciones aeroportuarias con estas exportaciones.

En la operación realizada en el 2016 por el día de San Valetín, del 23 de enero al 10 de febrero, se utilizaron como unos 30 vuelos diarios de cargueros que se trasladaron a distintas ciudades de Estados Unidos.

El 80 por ciento de las flores con destino al exterior que se cosechan en Colombia, se cultivan en el departamento de Cundinamarca, que rodea al Distrito Capital de Bogotá.

La floricultura nacional emplea en sembradíos tapados unos 130 mil trabajadores, ubicados en 60 municipios del país, según las estadísticas del DANE. De ellos 80 mil cultivadores se concentran en Cundinamarca.

Especialistas de mercadotecnia de Asocolflores afirman que con los años su producto se ha ido ubicando en las preferencias para hacer regalos el 14 de febrero, por encima de los chocolates, perfumes, joyas, invitación a restaurantes y cenas románticas.

Al referirse a las políticas proteccionistas enunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su posible impacto en la importación de flores, Carlos Manuel Uribe, de la empresa El Capiro, dijo que ello pudiera tener efecto para el 2018 si el nuevo mandatario le coloca ‘más espinas’ al comercio con Colombia.

En ese sentido, dijo que, de aplicarse su política de consumir primeros productos estadounidenses, la costa oeste del Estado de California, con su potencial productivo agroindustrial, podría convertirse es un claro competidor de los floricultores colombianos