Guatemala, 11 mayo (DE).- Los estilos de vida “dietéticos” en los consumidores de EE. UU., serían la razón que obligó a cambiar el etiquetado de productos de los productos que ingresen a ese país. Los empresarios guatemaltecos que exporten hacia ese mercado, tienen un año, a partir del 26 de julio próximo para ajustarse a las medidas.

Según una publicación del Ministerio de Economía (Mineco) de Guatemala, al hacer el cambio de etiquetas los artículos serán liberados en las aduanas de ingreso al país norteamericano.

“Lo anterior, en beneficio de la creciente cultura de consumir alimentos más sanos y en protección del consumidor estadounidense que exige saber el contenido de los productos alimenticios que ingiere”, precisa la información publicada.

Según la Embajada de Guatemala en Estados Unidos, citada por el Mineco, la disposición forma parte del nuevo paquete de actualización de etiquetado para productos alimenticios, aprobado en julio del año pasado, que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos –FDA–, publicara dentro de la Ley de Etiquetado y Educación Nutricional –NLEA–.

Ese documento señala que las reglas actualizadas se crearon en respuesta a la nueva información científica relacionada con la salud del consumidor y los estilos de vida “dietéticos”.

De no realizar los cambios pertinentes de acuerdo con la legislación estadounidense, los embarques corren el riesgo de ser rechazados y los empresarios tendrían que incurrir en gastos extraordinarios por cobro de transporte y pérdidas por incumplimiento de contratos de entrega.

Las principales actualizaciones que se deben tomar en cuenta son tres: Las relativas a la tipografía del panel de información, la declaración de actualización de nutrientes y los datos que se refieren al tamaño de la porción y las porciones por actualización del envase.

En el primer punto, aunque similar a la anterior etiqueta, el panel de información tiene diferencias importantes que permiten a los consumidores tomar decisiones dietéticas más educadas. Por ejemplo, la palabra “Calories” es de un tamaño de fuente más grande, mientras que el letrero de “Serving Size” ahora está en negrita.

Para los envases de una a dos porciones, tales como un refresco de 20 onzas (591 mililitros), será obligatorio indicar las calorías y otros nutrientes en la etiqueta como una sola porción, ya que las personas por lo general los consumen de una sola vez.

Los valores de nutrientes y las unidades respectivas, además del porcentaje de Valor Diario (% DV), deben declararse ahora para la Vitamina D, Calcio, Hierro y Potasio en la sección de vitaminas y minerales.

En el segundo punto, relativo a la actualización de nutrientes, la regla final incluye una actualización de los nutrientes obligatorios que se muestran en los paneles de información nutricional completa.

En este caso, calorías de grasa, vitamina A y vitamina C ya no son obligatorias. En su lugar, la vitamina D, potasio y azúcares agregados ahora son necesarios.

Las “Calorías de la grasa” se eliminarán porque las investigaciones indican que el tipo de grasa es más importante que la cantidad. La “Grasa total,” la “Grasa saturada” y la “Grasa trans” seguirán siendo obligatorias.

“Azúcares agregados” es un nuevo término acuñado para esta actualización reguladora. Fibra dietética también tiene una nueva definición que afectará la cantidad de fibra dietética declarada en los hechos si el producto contiene fibra no beneficiosa.

Otros cambios se refieren a la unidad de nutrientes, el fluoruro y la colina, que se han añadido a la lista de nutrientes voluntarios.

Como parte de las modificaciones en cuanto al tamaño de la porción y las porciones debido a la actualización del envase, también se cambiaron los registros para las “cantidades de referencia habitualmente consumidas”, conocidas como RACC o “Reference Amounts Customarily Consumed”, los que, según la norma, se actualizaron para reflejar el consumo realista de los consumidores.

Según la FDA, la intención de estas actualizaciones es obligar a los fabricantes a incluir una etiqueta de doble columna cuando el tamaño de la porción para un producto es o podría ser consumido en una sola sesión. Agrega el texto que la disposición anterior proporciona a los consumidores una descripción más precisa de su ingesta nutricional de todo el recipiente.

Según el documento, existe una excepción, puesto que las empresas que reporten anualmente ventas menores de US$ 10 millones tendrán un año más para hacer el cambio.

Renovación con FDA venció en febrero

Como parte de la actualización de normas incluidas en la Ley de Modernización de Seguridad Alimentaria de los EE.UU., el plazo para la actualización de empresas con la FDA ha vencido.

De las 756 empresas en Guatemala que tienen registro con FDA solo 442 realizaron esta innovación.

Si su empresa no ha realizado esta actualización es importante que lo realice para evitar que los embarques sean rechazados y evitar incurrir en gastos adicionales.

La actualización de registro incluye la designación de un Agente Estadounidense para comunicación con FDA.

Para mayor información sobre ambos temas consultar la web o hable con su agente de aduanas en EE.UU. Más detalles https://www.fda.gov/RegulatoryInformation/default.htm.

*Con información del Mineco.