Tras dos años a la baja, el 2017 cerrará con cifras positivas para las exportaciones guatemaltecas. En las semanas anteriores y posteriores a esta publicación se dirá mucho al respecto cuando se hagan análisis de lo que dejó el año y lo que nos depara el 2018.

Fernando Herrera, director de servicios al exportador de AGEXPORT

Guatemala nunca exportó tanto como en 2017, eso es innegable. Sin embargo, es importante hacer varias reflexiones. Primero, debemos aplaudir el esfuerzo diario que empresarios exportadores hacen por competir literalmente con el mundo para posicionar sus productos y servicios, en unas circunstancias – de infraestructura, burocracia, tipo de cambio carente de lógica, inestabilidad política, etcétera – que francamente no son favorables.

Por otro lado, es clave identificar que la economía global se ha recuperado – y esto hace que los importadores de la producción guatemalteca sencillamente tengan mejor capacidad de compra – y que los precios de materias primas han mejorado. Es decir, principalmente factores externos y asertividad empresarial, pero no verdaderos esfuerzos de país, son los causantes de las cifras positivas que, por supuesto, nos alegran.

Efectivamente, en el 2017 las cifras de exportación cerrarán como récord y eso quedará documentado, pero nuestra aspiración máxima es que cada año sea el mejor de la historia, que se supere a sí mismo porque tenemos mucho por ofrecer.

Sabemos que nuestros productos hechos a mano son arte que combina modernidad con técnicas ancestrales de calidad mundial, que nuestros destinos de turismo sostenible le quitan el aliento a cualquiera y que nuestra biodiversidad es capaz de producir alimentos tan variados como uno de los 360 microclimas del país. Sabemos que tenemos una población joven, cuya amabilidad puede percibirse a través de un chat electrónico o una llamada de voz, para potenciar la industria de servicios. Guatemala lo tiene todo: dos océanos, estratégica ubicación geográfica, talento humano, electricidad barata, creatividad, y, quizás aún más importante, las ganas de superarse a sí misma para convertir cada año en el mejor de su propia historia.

La portada de esta revista es un reconocimiento a los exportadores, un homenaje a su esfuerzo diario materializado en el Galardón Nacional a la Exportación que en su edición 2017 fue entregado a Grupo Cobán.

Sin embargo, como la dinámica no se detiene, estamos listos y con una agenda llena de metas de cara al 2018. Desarrollaremos y potencializaremos las herramientas virtuales que en 2017 empezaron a cimentarse como la plataforma Connecting Best Markets o el Observatorio de Competitividad. Nos hemos planteado además implementar definitivamente La Ruta del Exportador, que busca acercar AGEXPORT a las empresas con apoyo especializado en cada etapa de su desarrollo exportador.

Como es sabido, la inestabilidad política de los últimos años es un factor a considerar. Sin embargo, hay que reconocer que el 2017 dejó aspectos positivos como la ratificación del Acuerdo de Facilitación del Comercio – que posteriormente entró en vigencia en el mundo – y del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo, que permitirá generar empleos formales a tiempo parcial, ofreciendo más oportunidades. Además, Guatemala se integró a los mercados financieros globales que han ratificado el Congreso la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal suscrita ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El 2017 también significó el año en que el Congreso de la República aprobó una serie de reformas al Código de Comercio, creado en 1970, así como el Acuerdo de Alcance Parcial con Trinidad y Tobago. Quedan pendientes para el 2018 leyes como Leasing, Factoraje, Competencia, por mencionar algunas, además de reformas a la ley de Zonas Francas y a la de Garantías Mobiliarias. Continuar en este rumbo es clave para aprovechar oportunamente la coyuntura global de crecimiento económico donde la competitividad es clave.

Sin más, desde este espacio y en nombre de quienes hacemos posible que esta publicación llegue a sus manos, deseamos que esta etapa de cierre 2017 e inicio del ciclo 2018 sea de paz, abundancia y prosperidad.