Son pocos los temas en los que los diferentes grupos sociales tienen opiniones en común, uno de estos sin duda es la generación de empleo formal dado los beneficios transversales que traen.


Por: José Chávez – Analista de Competitividad de AGEXPORT

Cada año en Guatemala se incorporan alrededor de 200 mil jóvenes al sistema laboral, pero este no genera la misma cantidad anual de nuevos empleos.

El principal problema es que existe un bono demográfico compuesto por personas productivas de corta edad que no se está aprovechando por la falta de condiciones macro que no permite la expansión laboral.

A pesar de esto, Guatemala es el país con la economía más grande de la región centroamericana generando aproximadamente US$79 mil millones de PIB con un crecimiento promedio del 3 por ciento anual.

Si las condiciones cambian y comienzan a ser favorables para la generación de empleo formal, Guatemala gana y gana en grande.
La satisfacción de la nueva oferta laboral y la reducción de la tasa de desempleo provocaría un incremento considerable en el ingreso promedio de los hogares, lo que en consecuencia provocaría la reducción paulatina de la pobreza y pobreza extrema.

Al dotar de empleo a las personas vulnerables, el bienestar social se incrementaría a tal punto que las condiciones de salud y capacidades también lo harían.

Según la reciente propuesta de generación de empleo de AGEXPORT, la implementación de 13 propuestas transversales tendría el potencial de generar 981 mil nuevos empleos formales en cuatro años, que adicionalmente provocarían crecimientos del 4.5 por ciento por encima del actual 3.

Estas condiciones económicas y sociales tendrían un impacto mayor en los actuales grupos vulnerables de la sociedad guatemalteca, el bono demográfico tendría pleno uso y la productividad de los guatemaltecos en condición de desempleo no se perdería, es por esto que la generación de empleo formal no solo nos conviene, sino que ¡nos conviene a todos!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here