Entrevista con Amador Carballido, director general de AGEXPORT sobre la perspectiva del año 2017 y los planes de la institución para el 2018.

¿Cómo cierran este año las exportaciones desde la óptica de AGEXPORT?

Claramente el sector exportador puede celebrar que, a pesar de las circunstancias económicas no tan convenientes, el comercio internacional de Guatemala creció. Cerrará con cifras de crecimiento positivas, tanto en términos de valor como de volumen. Apunto esto porque eso quiere decir que a pesar de un tipo de cambio adverso y al alza de algunos insumos que exportamos, hubo un aumento. Eso implica un esfuerzo del empresario en cuanto a optimizar los procesos productivos y producir con mayor eficiencia para compensar esas desventajas que se tienen. Prácticamente todas las líneas de exportación crecieron, con casos específicos que ya sabíamos que venían en bajada.

Amador Carballido, director general de AGEXPORT

Si tuviéramos que resumir qué hizo AGEXPORT en 2017, ¿qué diría?

Tuvimos una etapa fuerte de transición en cuanto al desarrollo de proyectos que esperamos nos den grandes resultados en 2018. Por ejemplo, la plataforma Connecting Best Markets que ya empezó a utilizarse; esta conecta a compradores con vendedores de forma electrónica. En el caso de la Gerencia de Competitividad, tuvimos la oportunidad de lanzar el Observatorio de Competitividad, en el cual se hace seguimiento de las principales herramientas, indicadores, que nos muestran la evolución del país en términos de carreteras, trámites, puertos, aeropuertos y procesos. Por otro lado, tuvimos uno de los años más completos en términos de eventos académicos y no académicos para nuestros asociados, una mayor exigencia y entrega en el tema del servicio. Tuvimos una mejora en el indicador de servicio, pero eso se debió a los esfuerzos internos de toda la institución por entregarle al asociado un mayor grado de satisfacción. Si nos fuéramos por el lado del desarrollo de la Ruta del Exportador, estamos terminando una segmentación completa, una revisión del portafolio de servicios y esperamos en 2018 se desarrolle. Logramos también una aprobación de la lista taxativa de laboratorios ante el Ministerio de Ambiente, ese tema se persiguió por años. Lanzamos los Best Markets y Best Products para el sector agrícola con un consenso de todo el sector para poder avanzar.

¿Cómo enfrenta el sector la revolución 4.0?

Nos la tomamos muy en serio. Claramente está ya presente, tenemos ejemplos vívidos. Nuestro edificio es inteligente en términos de uso de energía eléctrica, de aire acondicionado, del apoyo al clima, del manejo y uso de desechos sólidos y del agua. Ahora, nosotros necesitamos reflejar ante nuestros asociados esa necesidad de cambio. Otro caso claro y concreto es el Connecting Best Markets, que acelera el proceso de venta, sin eliminar la necesidad de viajar e ir a una feria comercial. Para nosotros este es un tema crítico. Con el área de investigación y desarrollo estamos elaborando un proceso para acelerar el crecimiento de las empresas en etapa embrionaria y que tengan con nosotros una posibilidad de desarrollar prototipos o solucionar problemas que les permitan evolucionar en su proceso exportador. Tenemos hace ya ocho años un evento dedicado a la innovación para motivar y despertar la chispa en las empresas para que innoven. Los grandes retos del próximo año pasan por acelerar la innovación en la institución y trasladarle ese afán e impulso a nuestros asociados.