La segunda ronda de conversaciones entre el gobierno y la oposición concluyó hoy (4 de abril de 2019) sin que las partes llegaran a un acuerdo que ayude a destrabar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Al término de la reunión de casi cinco horas, un portavoz del Ejecutivo calificó las pláticas de este miércoles de “detalladas y productivas”, mientras que del lado laborista se limitaron a decir que el diálogo continuará mañana.

El inusual encuentro fue propiciado por la primera ministra Theresa May, como un último recurso para tratar de asegurar el respaldo de la Cámara de los Comunes a su plan para el Brexit, el cual fue rechazado tres veces por los parlamentarios.

La carta jugada por la gobernante conservadora ya le costó, sin embargo, la renuncia de dos de sus ministros, mientras que dentro del Partido Laborista también hay opiniones encontradas sobre la conveniencia o no de condicionar su apoyo al gobierno a la celebración de u referendo confirmatorio.

La víspera, el líder del laborismo británico, Jeremy Corbyn, dijo que presionará para incluir su propuesta de un Brexit blando, el cual contempla la permanencia del Reino Unido dentro de una unión aduanera con la UE, y la protección de los derechos de los trabajadores y de las regulaciones medioambientales.

Según los términos impuestos por la UE después que la falta de apoyo parlamentario obligó a abortar la ruptura pactada para el 29 de marzo pasado, el gobierno británico tiene que decidir antes del 12 de abril si solicita un aplazamiento más largo, abandona la alianza de forma abrupta, o revoca del todo la salida.

La extensión requiere, sin embargo, de la aprobación unánime de los 27 miembros de la UE, que celebrará el miércoles próximo una reunión de emergencia en Bruselas a la espera de la decisión que tome el Reino Unido respecto al Brexit.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here