Es común tener la misma conversación tres o cuatro veces a la semana: Estoy buscando alguien para que desempeñe un determinado puesto en mi empresa, ¿conoce alguno? Parece mentira, pero existen muchas áreas económicas en nuestro país en donde la oferta es bastante menor a la demanda laboral. Una de las razones principales son las capacidades técnicas para desempeñar funciones que son relativamente específicas.

En este sentido la palabra relativamente es importante. En el sector servicios existen muchos casos en donde resulta complicado el reclutamiento y selección de personal y en muchas ocasiones los únicos requisitos son hablar otro idioma o tener habilidades de manejo de procesadores de texto y hojas de cálculo. No estamos hablando de ciencia espacial.

Ya tenemos varios casos en donde la academia se está intentando alinear a la demanda laboral cambiando programas y títulos más a la medida de lo que requiere una empresa de hoy, pero aún hace falta mucho por hacer.

La capacidad de nuestras empresas de atraer más clientes en el extranjero es baja no por la calidad de nuestros productos o servicios sino por la cantidad del recurso disponible para la atención de dichos clientes. Y en recursos es algo general, desde financiamiento a emprendimiento o empresas en crecimiento, que es tema que da mucho de qué hablar, pero en términos de recurso humano el tema es aún grave.

Algunos de nuestros clientes nos especifican que para contratarnos necesitan que tengamos una cantidad determinada de personas certificadas en algún tema, pero la contratación y capacitación de ese personal en los tiempos necesarios para ganar la cuenta es irreal.

Resulta bastante irónico año con año ver las largas filas que hacen miles de guatemaltecos en las ferias de empleo más importantes y muchos de ellos terminan decepcionados porque simplemente en Guatemala “no hay trabajo”.

Y la realidad es, somos una sociedad demasiado tradicional. Todos estudiamos las mismas carreras medias, que tienen casi los mismos contenidos que hace muchos años y por eso tenemos a una gran parte de la población buscando incorporarse a la actividad económica desempeñando exactamente los mismos puestos entre sí. Es por eso que el inglés debe ser una capacidad obligatoria entre las nuevas generaciones y no por la pérdida de nuestra identidad, sino porque la única forma de crecimiento sostenible de nuestro país es la exportación.

Y hay muchas más áreas en crecimiento. Guatemala resulta ser un punto importante para las agencias de publicidad en Centroamérica. Desde nuestro país se planifican muchas campañas que se van a ejecutar en la región y el crecimiento del sector en todo el bloque obliga a tener más gente trabajando en nuestras empresas. Nuevamente, no es ciencia espacial, hacemos lo que podemos con el recurso humano al tenerlos en nuestras empresas para capacitarlos. Pero hay competencias mínimas y aún hay una parte de la población que no consigue tenerlas.

Conforme botemos nuestras barreras de pensamiento pensando que todos debemos ser bachilleres en ciencias y letras, contadores o secretarias y que las carreras profesionales técnicas son invaluables para el crecimiento del país, podremos aspirar a salir de la media de crecimiento del PIB tan estable de las últimas décadas.