Ottawa, 10 ene (PL).- Canadá inició contra Estados Unidos una amplia disputa sobre aranceles antidumping y compensaciones ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), según consta en una presentación fechada el 20 de diciembre y cuyos detalles publicaron hoy medios de prensa.

Al parecer, Ottawa está organizando un caso en representación del resto del mundo, ya que citó casi 200 ejemplos de presuntas infracciones estadounidenses relacionadas con otros socios comerciales como China, India, Brasil y la Unión Europea, se comentó en el sitio digital CBC News.

El documento de 32 páginas se centró en los detalles técnicos del reglamento de comercio de Estados Unidos que abarca desde el tratamiento de los controles de exportación hasta el uso de derechos retroactivos y decisiones divididas por la Comisión de Comercio Internacional de ese país.

La ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, explicó que la acción legal fue en respuesta a los “injustos e injustificadas” medidas estadounidenses contra productores canadienses de madera blanda y como parte de un “litigio más amplio” para defender a los trabajadores forestales.

Continuamos alentando a nuestros homólogos estadounidenses a llegar a un acuerdo negociado duradero sobre la madera aserrada, dijo Freeland en un comunicado por correo electrónico.

A mediados del año pasado, el gobierno del presidente Donald Trump elevó hasta en un 24 por ciento los gravámenes a la importación de madera aserrada desde Canadá, acción rechazada por el ejecutivo del primer ministro Justin Trudeau y gobiernos provinciales.

Solo en Quebec el sector forestal representa 60 mil empleos, mientras que aproximadamente el 90 por ciento de las exportaciones de madera de la provincia francófona tienen como destino a Estados Unidos.

Según el gobierno canadiense, los procedimientos estadounidenses rompieron el Acuerdo antidumping de la OMC, el de subvenciones y medidas compensatorias, el general sobre aranceles aduaneros y comercio y el Entendimiento sobre normas y procedimientos para la solución de diferencias.

Para el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, el caso legal interpuesto por Canadá constituye un “ataque desacertado al sistema de reparaciones comerciales” de su país.

Consideró asimismo que las afirmaciones de Ottawa resultan infundadas y solo podrían reducir la confianza de Estados Unidos en que Canadá está comprometido con el comercio de beneficio mutuo.

De conformidad con las normas de la OMC, Washington tiene 60 días para tratar de resolver la reclamación o Canadá, que envía el 75 por ciento de sus exportaciones a la nación vecina, podría solicitar un pronunciamiento del organismo internacional.

Persiste disputa comercial Canadá-EE.UU. por impuestos a la madera

Susan Yurkovich, presidenta del Consejo Comercial Maderero de la provincia de Columbia Británica respaldó la decisión del gobierno.

Canadá y Estados Unidos disfrutan de una de las relaciones comerciales más productivas del mundo. Sin embargo, esta relación depende del proceso y las prácticas justas, argumentó Yurkovich.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here