La Agencia Internacional de Energía (AIE) auguró que la demanda de consumo de petróleo en el mundo crecerá en 1.4 millones de barriles diarios este año.

Ese dato será pese a la ralentización económica, mientras que la oferta se moderará por el recorte en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la caída en Venezuela.

En su informe mensual de abril, publicado este jueves, este organismo señaló que el riesgo de la ralentización económica sobre la demanda es menor de lo que se esperaba.

Pese a ello reconoció señales contradictorias sobre la salud de la economía mundial y visiones divergentes de su incidencia en la evolución del petróleo.

La AIE señaló que la demanda en China, India y Estados Unidos creció en un millón de barriles diarios en los dos primeros meses del año.

Esa subida contrarrestó la caída registrada en el cuarto trimestre del año pasado en el conjunto de las economías desarrolladas agrupadas en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la primera registrada desde finales de 2014.

Ese freno se confirmó en el primer trimestre de 2019, a causa de la ralentización en Europa, pero se recuperará a lo largo del año sobre todo impulsado por Estados Unidos, señaló la AIE.

La oferta, por su parte, bajó en 340 mil barriles diarios en marzo a causa de los recortes impuestos por la OPEP, impulsados por la fuerte caída de la producción en Venezuela.

Con 99.2 millones de barriles diarios, los países agrupados en ese grupo recortaron su oferta en 3.1 millones de barriles al día si se compara con noviembre de 2018, y en 530 mil barriles diarios con respecto a un año antes.