Nos encontramos en la recta final para presentar el cierre del ejercicio fiscal 2018 de las actividades lucrativas del Impuesto sobre la Renta. Estamos en el momento oportuno para revisar registros contables, documentación y apego a los requisitos que establece la legislación vigente, con el fin de evitar inconsistencias, ajustes y ser sancionados innecesariamente.


Por: Licenciado Marco T. Bautista – mbautista@basro.net 
Asociado de SIEX de AGEXPORT / Socio Director BASRO

En principio, debemos confirmar con nuestro contador cuáles son las actividades del giro habitual del negocio y su correcta concordancia con los registros de la Superintendencia de Administración Tributaria. Por ende, debemos comprobar si se realizó alguna transacción no habitual y que la misma se haya declarado en el régimen de Rentas de Capital si fuese aplicable.

Podemos evitar contingencias fiscales posteriores, si verificamos el adecuado cumplimiento de los siguientes 10 aspectos:

1. Comprobar si realizamos transacciones de compra, venta o préstamos con empresas relacionadas o vinculadas en el exterior. Asimismo, debemos confirmar si somos distribuidores únicos o exclusivos de alguna marca o empresa, ya que esto implica que debemos contar con un Estudio de Precios de Transferencia.

2. Contar con una integración y segregación de los ingresos por tipo de renta: las afectas, no afectas, exentas y sujetas a retención. También debemos comprobar que contamos con el correspondiente registro por separado de los costos y gastos por cada tipo de renta, con el fin de deducir únicamente los que se refieren a operaciones afectas.

3. Comprobar que contamos con todas las facturas originales de compras y servicios adquiridos a nuestros proveedores y que las mismas cumplen con todos los requisitos fiscales, entre ellos, nombre y NIT correcto, que les hayamos efectuado y enterado las retenciones de ISR e IVA correspondientes. Adicionalmente debemos comprobar que los gastos registrados correspondan única y exclusivamente a actividades relacionadas con el giro del negocio, que sean útiles, necesarios, pertinentes o indispensables para producir o conservar la fuente productora de rentas gravadas.

4. Verificar que contamos con cheques, estados de cuenta, incluso los de tarjeta de crédito o débito, o de cualquier otro medio que utilice el sistema bancario nacional distinto al efectivo, que respalden los pagos efectuados a las facturas mayores o iguales a Q 30mil.

5. Verificar que quienes perciban sueldos y salarios que registremos como gasto, figuren en la planilla de las contribuciones al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

6. Verificar en el registro de nuestros gastos que no hayamos excedido del límite del porcentaje (%) establecido para cada rubro. Por ejemplo, depreciaciones según sea el rubro, estimación de cuentas por cobrar, 3 por ciento sobre el total de los saldos de cuentas por cobrar comerciales, indemnizaciones de 8.33 por ciento del total de las remuneraciones anuales, bono 14 y aguinaldo hasta el 100 por ciento del salario mensual.

7. Verificar en el registro de gastos que no hayamos excedido del límite del porcentaje (%) de la renta bruta según cada rubro. Por ejemplo, viáticos (3 por ciento), regalías (5), honorarios prestados del exterior (5), donaciones (5) o hasta Q 500 mil anuales.

8. Contar con una conciliación entre los ingresos reportados en las declaraciones de IVA y los reportados en el estado de resultados y/o declaración jurada anual, con el fin de validar que no existan diferencias, y si las hubiere, contar con la documentación y/o soporte respectivo.

9. Verificar que nuestro sistema auxiliar de inventarios concilie con el inventario físico, y estos a su vez, concilien con el reporte semestral de inventarios que se presenta en enero de cada año. Es importante además comprobar que se hayan facturado los autoconsumos y faltantes. En el caso de pérdidas por robo y similares, que contemos con la documentación que establece el artículo 14 del reglamento de la SAT.

10. Contar con la respectiva integración de créditos fiscales por ISO e ISR, verificar su disponibilidad y su correcta aplicación en los pagos trimestrales.

Es indispensable evaluar si nuestra planificación fiscal será la adecuada y eficiente para este ejercicio fiscal 2019, ya que de lo contrario nos correspondería tomar decisiones que pueden ser trascendentales para nuestro negocio. También debemos verificar si por parte de la Superintendencia de Administración Tributaria nos han calificado este año como contribuyente especial, ya que será necesario contar con el dictamen de auditoría efectuada a nuestros estados financieros por parte de un contador público y auditor independiente.

En la Comisión de Servicios Integrados para la Exportación (SIEX) de AGEXPORT, está reunido un equipo de profesionales asociados que puede asesorarlo en materia fiscal para no afectar su competitividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here